El narcisista y Su Familia Disfuncional

El narcisista y su familia disfuncional.

Cuando escuchamos la palabra “narcisista” nos imaginamos a un hombre o una mujer arrogante, enamorados de su propia imagen y aunque suele ser así, la verdad es que estas personas más bien carecen totalmente de empatía hacia los demás.

El mito de narciso.

Según la mitología griega, Narciso era un jóven de extraordinaria belleza de quien se enamoró la ninfa Eco, pero este la rechazó, entonces Némesis, la diosa de la venganza, castiga su actitud haciendo que se enamore de sí mismo, de tal manera que un día, mientras paseaba cerca de un lago, contempla su imagen reflejada y se obsesiona de tal manera que deja de comer y dormir al no poder ser correspondido por su propia imagen; finalmente, Narciso cae en el lago y se ahoga en su propia tristeza. En el lugar donde muere, crece entonces una flor de inigualable belleza (el narciso), hermosa por naturaleza pero una de las raras especies de flores venenosas. Al igual que la flor, estas son personas hermosas y especiales vistas desde afuera, pero cuando nos acercamos demasiado pueden lastimarnos seriamente; son tóxicas y puede llegar a ser muy tarde cuando nos demos cuenta de esta realidad.

 

El narcisismo es un trastorno de la personalidad que según el Manual diagnóstico y estadístico de los problemas mentales o DSM-IV por sus siglas en inglés, el diagnóstico se hace cuando la persona cumple con cinco o más de los siguientes criterios:

  1. Tiene un grandioso sentido de autoimportancia (p. ej., exagera los logros y capacidades, espera ser reconocido como superior, sin unos logros proporcionados).
  2. Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.
  3. Cree que es “especial” y único y que sólo puede ser comprendido por, o sólo puede relacionarse con otras personas (o instituciones) que son especiales o de alto estatus.
  4. Exige una admiración excesiva.
  5. Es muy pretencioso, por ejemplo, expectativas irrazonables de recibir un trato de favor especial o de que se cumplan automáticamente sus expectativas.
  6. Es interpersonalmente explotador, por ejemplo, saca provecho de los demás para alcanzar sus propias metas.
  7. Carece de empatía: No quiere reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás.
  8. Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.
  9. Presenta comportamientos o actitudes arrogantes o soberbios.

Se trata de un trastorno de espectro, que bien puede presentar algunos rasgos en la parte más inferior hasta presentar el trastorno de la personalidad propiamente dicho en la parte más superior. A medida que la persona asciende en el espectro del narcisismo, más patológicas serán sus relaciones con su pareja y/o familia.

Generalmente, vamos a encontrar los narcisistas en las profesiones que exigen una constante atención pública; suelen destacarse en la política, en las artes y en las ciencias, siendo muchas veces brillantes en sus carreras. Muestran una preocupación excesiva por su imagen y por el “qué dirán” , mostrando muchas veces un perfeccionismo patológico. En su entorno laboral y familiar son bastante controladores, tal como es expresado en el libro “Liberarse del narcisismo”, de Linda Martinez-Lewi, el control del narcisista se extiende a todas las personas significativas en su vida: esposas, amantes, socios, hijos, colegas y empleados. Su propósito? Perpetuar y mantener su poder personal y profesional. Los que se encuentran bajo su control no son libres de vivir su propia vida, tomar decisiones, equivocarse, usar su talento y tener sus propios sueños. Para el narcisista el único objetivo de tener el control absoluto de sus allegados es que le ayuden a mantener su grandiosa visión de sí mismo.

Martinez-Lewi sostiene que el individuo con una personalidad narcisista fue controlado por otro narcisista en su infancia…las madres de los narcisistas suelen ser narcisistas también y proyecta en este hijo una imagen de grandiosidad que no corresponde a la realidad, convirtiéndolo en el consentido o “niño de oro” (Golden child) (ver glosario)  a quien se le aplaude todo lo que hace independientemente de que esté bien o mal y es continuamente justificado cuando comete algún error. Su contraparte, el ”chivo expiatorio,” (scapegoat) (ver glosario) es quien lleva toda la carga de culpa familiar y en quien el narcisista proyecta todas sus frustraciones. El “chivo expiatorio” no es elegido al azar…es aquel niño o niña con cualidades que amenacen desplazar al narcisista de ser el centro de atención, convirtiéndose (sin proponérselo) en una competencia para su padre o madre y blanco de su envidia. Otro factor es que, casi siempre, el chivo expiatorio es quien tiende a mostrar desagrado por la situación familiar, ya que la familia del narcisista vive en estado de negación perpetua y suelen tener secretos patológicos. Este es el niño que se atreve en ocasiones a señalar el elefante rosa en medio de la sala de estar de la casa que nadie más quiere ver. Suele ser del mismo sexo del narcisista, porque lo ve como una extensión de sí mismo. Cuando existen hijos de un solo sexo (dos o más hembras o varones), el narcisista elegirá al chivo expiatorio basándose en aquellas cualidades que le representen una amenaza real o infundada. Crea un verdadero ataque a su autoestima, mientras que al hijo, que no le representa competencia alguna, lo convierte en el consentido.

 

Irónicamente, es el chivo expiatorio quien tiene mayor posibilidad de salir del entorno familiar enfermo y romper el legado de amor disfuncional generacional.

Casi siempre en esta dinámica familiar las comparaciones entre hermanos son frecuentes, creando rivalidades absurdas e innecesarias. Es ésta una familia que gira en torno al narcisista, siendo el cónyuge una figura etérea y pasiva, o sea, que está allí pero no hace nada por detener el abuso.Es el llamado “enabler”(ver glosario) y suele ocultar el maltrato y hasta cierto punto justificar a su pareja. En estas familias la comunicación está seriamente viciada, ocurre triangulación (ver glosario) en donde las conversaciones están desvirtuadas por el narcisista, retorciendo los argumentos de ambas partes a fin de separar a los hermanos o primos.

Los demás miembros no narcisistas de la familia (abuelos, tíos, primos y amistades cercanas) casi siempre contribuyen en mayor o menor medida a mantener este engranaje enfermizo, pues, el o los narcisistas (generalmente hay varios en una misma familia) se encargan de lavarles el cerebro, utilizándolos como “flying monkeys” (“monos voladores” en español)  (ver glosario)  que son aquellos mandados por el narcisista a hacer el trabajo sucio de torturar todo aquel que le represente una amenaza.

La situación se complica más cuando coexisten problemas de alcoholismo y drogadicción, creando un abanico de posibilidades nefastas en el núcleo familiar.

Si has llegado hasta el final de este artículo, es muy probable que seas el “chivo expiatorio” de tu familia, porque el narcisista y el hijo consentido nunca se van a identificar con estas lecturas. Probablemente te sientes dañado, confundido, no sabes en quién o en qué creer producto de años de haber sido maltratado por tu propia familia. Tampoco encajas en la escuela o trabajo y por momentos sientes que debe haber algo muy malo en ti que te hace indigno de ser amado porque te han programado para pensar así. Me temo decirte que existe un gran desconocimiento sobre este tema dentro de los mismos profesionales de la salud mental y difícilmente consigas la ayuda que necesitas. Como hija adulta de una narcisista, puedo decirte que la clave para sanar las cicatrices de este amor distorsionado es informarse adecuadamente, estudiar sobre el tema y procurar encontrar grupos de apoyo con la misma situación, los llamados ACON por las siglas de Adult Children Of Narcisists (hijos adultos de narcisistas). 

Como lo establece la primera carta a los corintios:  El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad, Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser.

A todos los que proceden de un hogar narcisista no les brindaron ese amor limpio y puro, pero está en sus manos transformar todo este dolor y sentimientos invalidados en fortaleza interior y motor de búsqueda de la tan anhelada comprensión y acogida.

 

Written by

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

40 Comments

  • Blanca

    Encontré por fin la descripción exacta de mi familia de orígen, y si, creo soy el chivo expiatorio!! Gracias, había buscado tanto sobre esto y tienes razón en que muchos profesionales de la conducta humana desconocen ésta situación. Lástima no exista en México grupos de apoyo a personas que vivimos situaciones así!

    • W. Jimenez

      Me alegra mucho poder ayudarte en algo. Hay mucho desconocimiento al respecto y es un tema del que pocos nos atrevemos a hablar. Lo más importante es educarse lo mejor posible, es nuestra mejor herramienta.

      • Larabeltz

        Me identifico plenamente con el artículo. Evidentemente soy el chico expiatorio de la familia. Tengo una duda: esta situación se puede cambiar? Como se puede descubrir o destapar al narcisista? El.resto de miembros de la familia desconocen la verdadera situación. El.narcisista puede llegar a reconocer su daño?

        • W. Jimenez

          Hola Larabeltz.
          Sí. Esta situación de chivo expiatorio se puede cambiar, de hecho, inmediatamente te informas y tienes la voluntad de cambiar tu realidad, vas dejando de ser víctima. En cuanto a si se puede descubrir o destapar al narcisista: de poder, se puede; el problema es si realmente es conveniente hacerlo o no; no olvides que el resto del harem del narcisista (los demás hijos, su pareja, familia y amistades cercanos) muchas veces ya saben la verdad y deciden hacerse ciegos. Debes evaluar muchos factores antes de exponer a un narcisista. Muy difícilmente un narcisista reconozca y/o se arrepienta del daño que ha hecho; esa es precisamente su patología. Espero haber podido aclarar algunas de tus dudas, no dejes de luchar por tu felicidad, nadie merece ese tipo de maltrato. Un fuerte abrazo.

          • Larabeltz

            Muchas gracias por tu respuesta. Entiendo que no merece la pena gastar energías en destapar al narcisista. Una vez cambias tu realidad y sales del juego, el narcisista busca “otra víctima”? Otro miembro de la familia puede pasar a ser víctima? Una última pregunta: dejando al margen a la familia, pueden verse afectadas las relaciones sociales del narcisista? Es decir, la gente de la calle puede llegar a darse cuenta o comprender que esa persona no está bien? Hay muchas dudas y muchas preguntas que evidentemente no se pueden resolver definitivamente por esta vía pero se siente tanta impotencia…además,parece que la ” persona enferma” o el “bicho raro” eres tú porque al fin y al cabo eres tú la que queda marginada del entorno familiar. Todas las relaciones están centralizadas en dicha persona y cuando ella te veta se corta toda comunicación…..en fin..un saludo y muchas gracias.

             
          • W. Jimenez

            Ciertamente buscan otras personas a quienes victimizar. Tambien he escuchado que los hijos pueden cambiar de status dentro del clan, es decir, de ser el hijo consentido puede caer en desgracia y utilizado como chivo expiatorio (esa ha sido la experiencia de algunos hijos adultos de narcisistas, aunque no en mi caso)…Hmmm, no olvides que los narcisistas son expertos en dar la imagen correcta, son especialistas en fingir y cubrir apariencias; aunque en mi experiencia, te puedo decir que los mas allegados conocen el abuso que esta ocurriendo, pero prefieren ser indiferentes; forman parte del sistema disfuncional.

             
  • Blanca

    Hace años decidí retirarme de mi familia de orígen, después de mil rechazos, intrigas, desprecios y calumnias opté por eso, curiosamente ninguno de la familia me buscó ni me ha buscado jamás en años! Literalmente estoy muerta para ellos!! La hija consentida y primogénita, literalmente me mató al usurpar mi año de nacimiento, en contubernio con mi madre, pues su esposa es 5 años menor y ella le mintió en la edad haciéndose pasar por menor falsificando acta de nacimiento (secreto tóxico) , a la otra hermana consentida le escribí y jamás me contestó, ella es una extensión materna y así todos los hermanos, aparte de mil secretos tóxicos mas, como bien mencionas. Aunque en varias ocasiones sentenció mi madre que estaba muerta para ella, (cuando la contrariaba en algo) en el fondo tenía la esperanza que me quisiera aunque sea un poquito, los años me convencieron de lo contrario. Acudo a Alanon desde hace tiempo pues mi padre era alcohólico y de eso murió, pero aún ni en Alanon nadie imagina tanta enfermedad y me dicen debo buscarla y pedirle perdón, pero, debemos pedir perdón por el abandono emocional? Perdón por su desamor?? Perdón por dejarme sola? Perdóname por calumniarme y difamarme?? Siempre me dijo que me había dejado sola para hacerme fuerte, pero solo fué una justificación a su desamor!! Porque el amor no es eso!!! Aparte que creo que el amor no debe mendigarse y menos a una madre!! Creo lo único que queda es acepar, agradecer la vida dada, perdonar y seguir una con su vida! Aunque te haya matado tu familia de orígen!! Crees que estoy muy mal?? Como haz superado tu el desamor materno?? Abrazos!!

    • W. Jimenez

      No estás mal…es sólo una reacción normal. Las hijas de las narcisistas somos criaturas confundidas, experimentamos mucha culpa, sobretodo y las demás personas que desconocen esto siempre nos atormentan con el tema del perdón y no se dan cuenta de lo crueles que resultan sus comentarios. El perdón es algo que llegará en su justo momento, es un largo proceso. Mi manera de superar el desamor materno ha sido aprender lo mas que puedo sobre el tema y ayudar a otras personas que pasan por lo mismo, tambien el dedicarme a convertirme en una buena madre. El convertirme en madre me ha ido sanando interiormente, aunque el decidirme a tener hijos fue todo un proceso de limpieza interior (aunque ya ese es tema de otro articulo…jeje!!). Espero ser de ayuda. Un fuerte abrazo.

  • luna

    Yo soy el chivo expiatorio de mi familia, leí también tu artículo de madres que odian a sus hijas. Yo soy esa hija odiada y chivo expiatorio de una familia como.la que describes. Coincides en todo, gracias por escribir sobre esto. Espero que se sepa más de esto en un futuro y que se ayude a víctimas como yo lo fuí un saludo y gracias por tu apore

  • Mari

    Hay algo que no entendí…

    Mi familia, es mi razón de vida.
    Pero me hace tanto daño.
    Mi padre procura evitar los problemas y siempre encuentra la manera de mantener a mis hermanas y ami unidas, pero se equivoca al vincular Vincular a nuestra madre. Ella nis hace pelear entre nosotras, a mi en particular me hace sentir mal cada que lo desea. Y de alguna manera ni se como siempre termino siendo la del problema y la mala, por que soy la única que le refuta sus incoherencias, asi como le digo las cosas a mi papá, pero siempre termino mal. Sientiendome culpable y diciendo lo mismo no voy a regresar no los voy a volver a ver pero siempre regreso por un abrazo de mi padre y una platica de mis hermanas, que en conclusión. Siempre. Termina mal por la intromisión de mi madre. Ahora mi hermana la mediana vive en mi casa y no se cansa de,decir que no piensa,regresar a,vivir a ese infierno. Lo siento mucho por mi padre que es el que sufre.

    • W. Jimenez

      Te entiendo perfectamente, es algo normal no poder alejarse del todo de una madre narcisista. Como tu misma dices, eres la unica hija que refuta las inconsistencias del hogar, eso te pone en el lugar de chivo expiatorio, por eso te manipulan para que sientas culpa. Tu padre (sin proponerselo) ha propiciado la conducta destructiva de tu madre…quizas lo unico que puedes hacer por tu padre es crearle conciencia del lugar que está ocupando dentro de la familia disfuncional y el daño que se hace a sí mismo y a ustedes, sus hijas. Un abrazo.

      • laura berton

        Me gustó mucho tu artículo. La verdad que viví exactamente lo que tu contás con una madre tóxica y narcisista. Viví 27 anos bajo su influencia donde nunca pude ser yo misma.Manipula a toda mi familia inlcusive a mi padre y a mi hermana, es posesiva , siempre quiso tener el control de todo. Recién este anho a raiz de un problema que tuve que me hizo caer en un pozo, fui a un psicoanalista que me ayudó a revelar qué tipo de vida había llevado yo. Recién hoy estoy descubriendo quien soy, empezando a probar y a conocer la vida de cero. Estoy en el proceso de duelo, porque aquella madre que era todo para mi resultó ser mi peor enemiga. Gracias por el texto! Me hizo sentir reflejada.

        • W. Jimenez

          Nos alegra mucho que hayas encontrado cierta validacion en nuestro articulo…ya lo sabes, a partir de ahora inicias un viaje de auto-descubrimiento y aceptacion. El duelo es un proceso inevitable, un mal necesario para tu libertad emocional. Enhorabuena!

  • J Tellez

    El conocimiento sin duda ayuda mucho a los que estamos pasando por esta situación..
    Tengo una relación de 11 años con una persona Narcisista…
    En todo este tiempo he intentado retirarme tenemos un hijo de 6 años y veo cuanto daño he causado a mi niño..

    Estamos en terapia tengo fe que saldremos adelante..

  • paty

    Di no a conmiserarte. Eres la fuerte de la familia por eso te ataco la bruja malvada. Hay personas que no tienen madre o pierden a su familia. Tu para que te aferras a una que te hace daño. Entre mas lejos menos daño. Lejos me refiero a distancia y tambien a sentimientos. Tu no la escogiste como madre pero si escoges permitir a tu corazon sentirse lastimado.

  • paty

    Olvidaba decir algo: desde hace aprox 3 años cai en cuenta que me odiaba despues de analizar muchos recuerdos de mi vida con ella. Total que ya acepte no ser la consentida y encima de eso la odiada. Al aceptarlo con frialdad avanzas enormemente. Ahora mismo me da igual uno de sus desplantes. Duele pero no se enraiza en mi ser.

  • kariblas

    Yo tengo una madre narcisista. Primero no me quería, luego le asqueaba y ahora me odia de tal manera que sería capaz de infringirme daño físico.
    Ha destrozado para siempre la relación con mis hermanos, con los que siempre me llevé bien y, ahora que se ha quedado sola, sigue intrigando en la sombra y poniéndolos a todos en mi contra.
    Soy psicóloga de profesión y, aún así, no entiendo bien esta forma de comportarse.
    Ahora, gracias a estos artículos, lo voy viendo. Aún así encuentro muy difícil cortar el cordón umbilical que me sigue uniendo a ella.
    En cuanto bajo la guardia, me ataca con toda la artillería y siempre me pilla a pecho descubierto. El dolor es insoportable.
    Mi familia, la que yo he formado, se conforman con decir:” olvídate de ella y ya te lo digimos…” Esto no ayuda nada.

  • elizabeth

    hola, mi hermana mayor es narcisista, yo soy el chivo expiatorio de ella y desde pequeña que me disminuye sicologicamente y ahora de adulta, me deja mal parada frente a toda la familia, ella es siquiatra así que asegura de que yo soy egoísta y mala persona y todos le creen. Yo la he desenmascarado frente a nuestra madre, pero a ella le cuesta aceptar la verdad de tener una hija que no tiene sentimientos hacia los demás, que se cree la perfecta y que disminuye a todos a su alrededor… ya que si lo acepta, esta aceptando que no la crió bien, ni con cariño.
    Mis otras hermanas la adoran y la siguen, a cambio ella las manipula dándoles regalos caros y controlando sus vidas, sin que se den cuenta de que ya son adultas y puedes elegir y decidir por ellas mismas.
    Como yo no estaba de acuerdo me aislaron de la familia y en estos momentos vivo con mi propia familia y les doy mucho cariño a mis hijos y marido, les entrego todo lo que a mi no me pudieron dar, sobre todo, el respeto y elevar el autoestima de ellos.
    Extrañamente el padre de mi marido también era narcisista, y mi marido el chivo expiatorio… será que los chivos expiatorios sin querer se junten para formar una nueva vida? alejados de sus familias.
    Veo con mucha pena que mi hermana sembró una semilla en mi familia en contra mía y la va alimentando todos los años y solo me queda alejarme de todos; ¿podré ayudar a mis padres o a los hijos de ella?, ¿les entrego este articulo para que se informen?…
    Ah!, lo otro es que ella sabe que es narcisista ( tiene que darse cuenta, puesto que es siquiatra), pero dice que todos los doctores lo son, así que no le importa.

  • Ada

    Gracias por tu artículo W. Jiménez. Permíteme algunas reflexiones. Soy hija y hermana de narcisistas y he aprendido un par de cosas a base de golpes. A nadie le duele tu dolor como a tí misma, y nadie podrá evitártelo (no hay remedios milagrosos) . Pero hay un tiempo para lamerse las heridas. No permitas que te lleve toda una vida. Yo no hablo de perdón, pero sí de compasión. Deja de verte como una víctima (aunque lo seas en parte, porque en este juego macabro nadie gana, todos perdemos) y compadécete del mísero que nunca pudo ni podrá amar. Desde esa perspectiva ¿quién es realmente la víctima? Todo lo que necesitas para ser feliz está dentro de ti. Si has madurado lo suficiente sabrás que el amor es lo único que nos hace fuertes, libres y dignos. Así que levántate y ama. No pierdas un solo segundo más. No te pierdas en lamentos. Y si te cruzas con esos pobres diablos, limítate a observar en silencio la vacuidad de sus vidas. Permítete unos instantes de amargura, pero solo unos instantes, y luego sigue tu camino con una sonrisa en los labios.

    • mari

      maravilloso comentario y apreciación, muchas gracias

  • Katiuska

    Tengo 27 años y estoy empezando a vivir mi duelo despues de 5 años de relación con mi novio de 33 años, la razón principal de la ruptura fue su mamá, ella es separada, Él hijo único y juntos conviven con la abuela con demencia senil y una tia con un retraso mental.

    Su mamá los primeros dos años mostro respeto y admiración por nuestra relación, pero en el camino fue cambiando de una forma terrible. Se referia a él como Vida o Amor, no compraba su ropa si Él no se la aprobaba, no salia si Él no se lo decia, si organizabamos planes solos, ella debia ir, cine, paseos, viajes con mi familia, fiestas con amigos, me criticaba constantemente, mido 1.62 cm y peso 52 k, pero para ella siempre estaba gorda, trabajaba, pero me decia mantenida, cocinaba, me decia inutil, me comparaba con ex novias y me hacia sentirme no merecedora de Él.b

    El año pasado terminamos cerca de 4 meses por que ella me grito y me trato mal, su familia se involucro para mal y Él no dijo e hizo mucho, porque Él no es conflictivo, entonces todo lo calla y si reclama es peor. Él es un hombre maravilloso, muy diferente a ella y su familia, regresamos y aunque hubo cambios, no logro ponerle limites a ella y su familia, fue peor, yo no podia ir a su casa y si si iba era incomodo, por ejemplo ella organizo planes sin tener en cuenta por ejemplo mi cumpleaños y le compro un tkt fuera de la ciudad, al reclamarle Él me dejo de hablar muchos días y una sorpresa que tenia de aniversario, no la cumplio, ni me llamo a disculparse y ahora me dice que yo odio su familia. Adicionalmente su mamá hace un tiempo salio de un cancer de seno y ha sido peor su grado de manipulación y Él no lo ve o no lo quiere aceptar.

    Lo quiero increible y sufro un poco porque Él no esta logrando sus sueños y metas por esa situación y despues de tanto tiempo juntos y de decirme que me ama… Acepto dejarme porque siente que será una carga para mi.

    Habra algo que Él pueda hacer para mejorar su vida? Merece muchas cosas y yo entendi que no es lo que necesito, pero me siento triste por no haber logrado que Él pusiera limites, siento que no va a hacer muchas cosas en su vida 🙁 Deseo que asi sea sin mi sea feliz.

    Gracias por su respuesta

    • W. Jimenez

      Lo mejor que puedes hacer es suministrarle la informacion que necesita…regalarle algun libro que trate el tema, o bien, referirlo a este blog. El hacer los cambios necesarios, poner limites y no dejarse manipular por su madre, depende de el. Buena suerte, un fuerte abrazo.

  • laura

    Es tan doloroso lo que siento al leer esta información…estás hablando de TODA mi vida desde la infancia.
    Siempre supe que algo no encajaba pero no sabía lo que era, llegué a dudar TANTO de mis “fallos” ( gaslight a todo lo que daba)

    GRACIAS!!! ahora sé que no estoy loca y que lo que sentía tenía una razón de ser.

    En mi caso mis padres no son alcoholicos ni drogadictos, pero mi madre es bipolar y mi padre estuvo en el ejército. Casi creo que salió la misma

  • Claudia

    Mi padre narcisista y mi madre su fiel facilitadora y también pasiva agresiva…mis 3 hermanas monas voladoras y yo el chivo expiatorio…. ha sido horrible pero desde hace unos años peor al atar cabos y poner a cada cosa su nombre. De una manera inconsciente quiero pensar, he sido sacrificada por los 5 miembros de la familia, he sido utilizada de carnaza de la que se han alimentado como alimañas. Los quise como familia aunque por otros motivos muy tristes los rechacé desde la infancia, la mala conciencia y el sentimiento de culpa me persiguió durante años. Por fin cuando me hice adulta y mis padres se hacían mayores, se acercaba el momento de quererlos mas que nunca y de paso compensar por haber sido injusta y haberlos rechazado pensé….pero la vida me la tenía escondida….y por fin todo quedó al descubierto. Un desastre, una película de terror donde cada personaje está cargado de oscuridad, intriga y egoísmo. Espero no volver a verlos nunca mas, es mi único deseo.

  • Mari Po

    Gracias a todos quienes dieron testimonio, en mi caso he sido el chivo expiatorio de mi ex marido, me divorcié y todos me dejaron de hablar: “soy la mala de la peli”.
    Son tan peligrosos los narcisitas perversos que la única manera de sobrevivir y por salud mental es alejarse para siempre y buscar ser feliz reconstuyendo nuestra vida a nuestra manera y estando concientes de que nuestra paz autorespeto y autoamor y felicidad no están en manos del ‘otro’
    El porceso de duelo por la pérdida y daño familiar provocado por el NP en mi caso ha sido muy largo, ya no niego el dolor, ni me enojo, negocio y acepto y a veces acepto que no acepto pero estoy en ello.
    Toda esta experiencia me ha llevado a amarme y valorarme y a defender mi terriorio, pero, sí, acepto que me duele el daño provocado a mis hijas, están muy dañadas: una siempre fue la dorada y la otra chivo expiatorio pero ¡pero! padece el síndrome de Estoclomo, está obsesionada con su papá controlador la ame y la acepte. En fin un gran daño familiar, terrible en verdad, porque son monos voladores en manos del NP y no lo saben o no quieren aceptarlo porque no les conviene. “Su papi tiene dinero”. Les escribe una mujer que ha aprendido a amarse porque sólo se ama lo que se conoce. Un abrazo fraternal a todos los que estén sufriendo el vituperio y rechazo, pérdidas de todo tipo y hasta el depojo de sus bienes y el más preciado es el autobuenamor.

  • Rosario G Z

    A los 13 años intenté suicidarme, padre narcisista madre agresivo pasiva, yo “chivo expiatorio” hermano (al que adoro porque él también fue una víctima) “niño de oro” y mis hermanas “monos voladores” ( y allí debo incluír a mi abuela paterna también) la única que me sirvió de ancla fue mi abuela materna y su amor me salvó. Cuando el médico y la enfermera me interrogaban del por qué había querido suicidarme entendí que la mala no era yo, allí empezó mi mejoría. Aprendí a ver a mi familia como era realmente, tuve que distanciarme emocionalmente de ellos para que no me siguieran haciendo daño, tiempo después opté por la única salida viable en ese momento: me casé con un hombre inteligente y buen ser humano al que amo. Tengo un hijo hermoso en todo sentido y aunque es un hombre de 29 años no le he dicho nada del por que yo soy distante con mi familia…no deseo influir en el afecto que les tiene pero creo que me ve como alguien fria y desamorada con ellos. Hace poco mi padre murió ya muy anciano, durante la enfermedad que precedió su muerte mi hermana menor (vive en la casa familiar con su esposo y sus hijos) intentó hacerme sentir culpable porque yo según ella era practicamente indiferente y no los visitaba regularmente ( cada visita a mis padres terminaba casi siempre en un intercambio de palabras con mi padre en fin…) a pesar de que ella había vivido junto a mi y sabía perfectamente del trato que recibí. Le dije que no siento culpas, que no guardo resentimientos, que siempre di todo lo que podía darles a mis padres en todo sentido, que mi salud bastante quebrantada entre otras cosas me impedía hacer lo que ella y mi otra hermana si podían hacer y tuve que hacerlo delante de mi madre a la que no quería preocupar con mis problemas que felizmente puedo manejar con medicinas y demás.
    No se si debo contarle como fueron las cosas realmente a mi hijo, mi esposo sabe todo y me apoya mucho.
    Sentí alivio cuando mi padre falleció porque ya no había quien me agrediera por quitame estas pajas sobre esta tierra, también siento mucha pena por él al fin y al cabo el también fue una víctima de sus propias circunstancias y no supo como manejar las cosas, además su ilusión era tener un hijo hombre que fuera lo máximo en todo, al consentirlo, no ponerle límites, mi pobre hermano entró en drogas y hasta perdió todos los trabajos que nuestro padre pudo conseguirle, tapo cada una de las barrabazadas de mi hermano por exceso de amor. Mi hermano se casó con una mujer maravillosa, viajó a Europa y ahora es un hombre trabajador con una hija preciosa. Mi hermano trabaja, aprendió que es un adicto y maneja su vida lo mejor que puede, sinceramente…lo hace genial. Como mi padre no podía irse contra él pues…se volvía contra mí…me hizo un favor…me volvió fuerte. Lo que no sé es si podre alguna vez terminar de sentir este rencor que ha aminorado muchísimo…quisiera no sentirlo más y no sé si eso será posible…Gracias mil por escribir sobre este tema tan poco conocido. Gracias por enseñarnos y ayudarnos a curar nuestras heridas de esa forma.

    • W. Jimenez

      No veo nada de malo en que le cuentes a tu hijo sobre cómo pasaron las cosas, de qué manera te afectaron y cómo todavía luchas por superar tus tristezas; puede ser que los acerque más como familia; eres su madre, pero también eres humana y con sentimientos, por qué no dejar que tu hijo te conozca en otra dimensión? Creo que has alcanzado un nivel de comprensión y empatía suficiente hacia tu padre para entender la raíz de su problema hacia tí, vas bien encaminada…es más, hasta lograste darte cuenta que tu hermano, como “hijo dorado”, también fue victima de las circunstancias. No me queda mas que felicitarte por ello. Un fuerte abrazo.

  • mari

    bueno…que decir? alegría de no estar sola en este infierno en el que nos tocó vivir, y por otro lado tristeza de leer cuanto daño estas personas nos han hecho, me da esperanza leer que pudieron salir de esta situación…como varios compañeros que escribieron soy el chivo expiatorio, con un padre violento con un pasado militar, una madre sometida con un amor ciego hacia el, mis hermanas siguen la regla así que no tienen mayores problemas…desde chica el me profirió apodos y maltratos, sin ninguna razón porque yo era una niña muy tranquila y que no hacía daño a nadie, básicamente se encargó de hacerme la vida imposible, llevar su locura e infectarnos a todos con sus arranques cíclicos, que al día de hoy, si bien no son tantos, continúan…no siento mas que odio hacia el, y no se que siento hacia los demás miembros de mi núcleo familiar. Por suerte siempre conté con el apoyo del resto de mis familiares, su amor me mantuvo entera. Mi problema pasa hoy por hoy por salir de mi casa, lo cual encuentro muy difícil, ya que es el mismo miedo que el me inculcó a fracasar, o a que afuera me va a ir mal y todo es malo. No quiero tener hijos para no darle nietos. Y quiero irme bien lejos de estos locos, pero me sigo quedando. Se me hace difícil hacer otras actividades como estudiar o mantener una relación, siento que estoy muy intoxicada por está persona a nivel inconsciente. Por suerte siempre tuve la ayuda de amigos y el resto de los familiares. Este artículo es de gran ayuda para mi, me da ánimos y es una gran alegría saber que no estoy sola. GRACIAS!! Que puedo hacer al respecto?

    • W. Jimenez

      Qué puedes hacer? aprender lo más que puedas sobre este tema; eso te dará la seguridad que necesitas para salir del sistema disfuncional y no regresar a él.

      • mari

        Muchas gracias por tu ayuda, es muy importante Lo que haces

  • Carlita

    Siempre, aunque inconscientemente, lo supe, soy el chivo expiatorio, ahora gracias a este maravilloso artículo, lo confirmo. tengo 56 años, separada de mi esposo hace muchos años, tengo un hijo al que dediqué toda mi vida, pero como es el orden de la vida se casó y se fue, tiene derecho a buscar su felicidad. Se preocupa mucho por mí, pero no quiero ser una carga para él. Mi madre, narcisista nos manipuló a todos, hizo lo que quiso especialmente conmigo, hasta hoy, cuando era estudiante, iba a mi colegio a hablar mal de mí, a mi trabajo igual, así como a los vecinos, yo soy la mala y ella la “pobre víctima”. Viajó a Estados Unidos a “ganar dinero”. luego la llevó a mi hermana, la niña consentida. Se dieron la gran vida allá mientras yo me quedé a cargo de mi padre mucho mayor que mi madre, mi hermano, mi sobrino, y de mi hijo (que si era mi obligación), yo trabajaba y me daba modos para atenderlos (con mucho gusto). Con el dinero que enviaron, compramos un terreno e hicimos una casa en la cual vivió mi hermano con su familia. y otra casa acabada de terminar en la que vivía yo con mi hijo por dos años. Mi madre se disgusta con mi hermana y regresa, al cabo de dieciseis años pero como yo ya no le era útil, me pone de patitas en la calle sin ninguna consideración, yo sin trabajo, sin esposo, y sin tener a donde ir, con mi hijo todavía pequeño, estudiante. Tuvimos que pasar por muchas penalidades, a veces sin tener ni para comer. Cuando mi hijo se casa, regreso donde mi madre, según yo ahora si todo iba a estar bien, pero no, seguía con sus malas actitudes. Se cree perfecta, pero cuando la encaro no le gusta. Manipuló a mi pobre hermana toda su vida, ella murió con cáncer, vino de Estados Unidos solo a morir. Como trajo algo de dinero, mi madre quería que ya se muera para quedarse con él y así lo hizo. Durante todo este tiempo que he vivido en su casa. Me dió una habitación grande e independiente para que yo viva en ella, pero cada vez entra cuando yo no estoy y cuando le pregunto “arde Troya” se hace la ofendida, me insulta, me grita, me deja hecha un guiñapo. Ahora por último mi madre que “me quiere mucho” busca cualquier pretexto y convoca a reuniones a todos mis familiares para ponerles en mi contra y aunque ellos no están a su favor, nada pueden hacer, ella quiere definitivamente que me vaya, y yo no tengo a donde ir, mi salario es muy bajo como para pagar renta de un departamento, no sé qué va a pasar. Mi hijo amado me ofrece su apoyo, pero yo no quiero preocuparlo ni molestarlo, él tiene sus compromisos. Me siento vieja e inútil para salir adelante, porque gracias a ella tengo una pobre autoestima, no tengo amigas, ni amigos porque a ella no le gusta, me siento atada de pies y manos igual que en muchas otras ocasiones. Sólo espero que Dios me ampare.

    • W. Jimenez

      Creo que deberías aceptar la ayuda de tu hijo, por qué no? un poquito de ayuda no tiene porqué representarle una molestia. déjate amar. Una mujer de 56 años no es vieja ni inútil, esas son creencias que el amor distorsionado refuerza, pero que no son para nada ciertas; como tu misma te has dado cuenta, ella te causó baja estima, pero eso no es una sentencia irrevocable, puedes recuperar mucho de ti misma. Acepta la ayuda de tu hijo y rodéate de las personas que te aman, aléjate de la negatividad de tu madre, alimenta tu estima y comienza un nuevo capítulo más esperanzador. Un fuerte abrazo.

  • Malvina

    Totalmente identificada, soy el chivo expiatorio de “mi madre” , soy hija unica ella siempre quiso un hijo hombre y luego lo perdio embarazada.

    Desde que tengo memoria los demas niños de los alrededores eran lo mejor que habia conocido mi mama, guapos, inteligentes, todo lo bueno y yo era como un cero a la izquierda nunca me ha dicho un alago de verdad , solo cuando esta otra gente se le ocurre decir algo medio bueno de mi.
    Estos niños siempre estaban en la casa en pijamadas con mi mama o solo pasando el rato y es que ella siempre quiso mas hijos pero por suerte quedo mas esteril que un desierto cuando perdio a su hijo varon.

    Cuando se separó de mi papa que me consentia demasiado, (y yo vivia con el ya que tenia la custodia) ella me robo de su lado y deje de verlo por años ya que nos fuimos a otra ciudad donde no conociamps a nadie (y ahora sospecho que solo lo hizo para tratar de castigar a mi papa ya que el le fue infiel) y asi llegue a la adolescencia y ella segun trabajaba en una maquila en otra ciudad (fespues me entere que era cantinera) y yo me la pasaba sola por semanas hasta que ella llegaba a dejarme un poco de dinero para comer e ir a la escuela, luego por todos estos conflictos yo empece a trabajar ya que el dinero no me alcanzaba y deje la escuela y cuando reprobe ella me llevo a trabajar a una cantina, luego de años trabajando em eso sali embarazada y me meti a trabajar de teibolera ya que no tenia ni la secundaria terminada a ella le dio el infarto al saber que lo que ella ganaba en una semana yo lo ganaba en un dia. Aun recuerdo qie cuando tuve a mi bebe lo primero que hizo al verme fue burlarse de mi, que si me habian dejado otro bebe adentro que xk estaba muy panzona y le conteste que es que no tenia faja ya que ella no estuvo cuando tuve a mi bebe, ella andaba con un novio que tenia que la habia invitado unos dias a no se donde. Despues quede con una panza casi plana.

    Despues ella se caso y se hizo cargo de mi hijo mientras yo trabajaba Y le pagaba por cuidarlo. Luego me encontrre un buen hombre y me case y traje a mi hijo a vivir con nosotros pero yo no tenia esa conexión que uno tiene con los hijos ya que me la pasaba trabajando y el la extrañaba mucho y lloraba por ella, sin mencionar que el es el niño que ella quiso toda su vida yo aun no sabia que tenia una madre toxica y cuando fuimos a verla despues de unos meses se veia toda avejentada y sabia que era por haberle quitado a mi hijo y con mucho dolor preferi regresarle a mi bebe para que viviera con ella.

    Grave error. Ahora que se como es, ya mi hijo no quiere regresar conmigo. Pero se lo he de quitar ya que si reprueba como yo es muy capaz de venderlo a los zetas o algo asi.

    Nunca entendi porque siempre mi mama me criticaba todo lo que hacia, decia, y hasta la forma de hablar onde comer. Siempre tomaba todo a mal y recuerdo que en tiempos de big brother , las conejitas de playboy, la academia etc yo deseaba poder estar ahi para que mi mama me viera y se diera cuenta como era yo verdaderamente y no como ella pensaba. Ya que se podia pasar horas viendo las reacciones de la gente esa y analisando las miradas y hasta elntono de voz y al finalndel dia me hacia la platica diciendome que tal personaje no es en realidad tan malo o eso que dijo no.lo dijo en mala forma asi como ella siempre pensaba que decia yo las cosas.

    El dia de hoy veo a otras mujeres de mi edad comunicandose con sus mamas, veo a sus mamas preocupadas por ellas y no puedo negar que me da cierta envidia qur ellas tengan a alguien incondicional y yo no tengo a nadie ya que no conozco a mi familia y mi papa ya esta muy lejos y casado otra vez y no me siento en confianza como para contarle todo esto para que? Ya que el no sabe casi nada de mi vida a la unica persona que sientondemi lado es a mi marido pero toda mi confianza hasta con amigas la he perdido ya que mi mama siempre me decia; mo confies en nadie! Las amigas no existen! Cuando menos te lo esperes te va a traicionar, tu amiga en turno y asi me alejo de cualquiera que se me acercaba para ser mi amiga y cuando me invitaban a un lugar me decia qie esas amigas se veia que me tenian envidia y que de seguro me querian llevar lejos a golpear o a matar y asi yo siempre estaba disponible para cuando ella quisiera platicarme de sus mil novios xk le ha sido muchas veces infiel al pobre pelele de su esposo.

    Alguien tiene una opinion de mi vida? Ain tengo la duda si sere yo la mala o ella…
    Gracias por leerme

  • Isi

    Yo también soy el chivo expiatorio. Para mi ha sido increíble encontrar tu blog. Hace poco pensé hacerme un blog y contar mi historia, también, como una forma de sanar. Pero siento temor de que alguien de mi familia lo lea o alguien me juzgue por hablar de mi madre. Estoy tan lejos, ni me debería importar? Estoy con terapia hace ya un tiempo, pero siento que voy a paso de tortuga. He vívido con terapias, psicólogos y psiquiatras desde los quince y ahora tengo treinta y cinco. Hace poco tuve un gran problema con mi madre, que es narcisista, por hablar mal de mi a la familia, mientras yo estoy tan lejos. Y ya siento que no quiero aguantar más, ni ser hija por obligación. Aunque la llame menos de una vez por mes, tengo ganas de cortar todo contacto con ella. Aún no entiendo, no perdonó que haya o sea así. Yo soy madre de una pequeña, y ha sido un gran desafío y una gran curación al mismo tiempo. Por eso no puedo entender que haya sido tan cruel siempre. Ahora estoy muy interesada en encontrar todo lo que me pueda ayudar a avanzar en el camino hacia la recuperación. Me gustaría saber que más hiciste tú, que se hace a diario para ello. Bueno, seguiré leyendo todos tus artículos. Un gran saludo

  • Estrella Martinez

    Este articulo me toco el corazón mis lágrimas salieron y puedo entender mejor este situación,

  • Brenda

    mi madre es una narcisista típica,lo supe desde pequeña ,sentía que era la rara de la familia por darme cuenta que mi madre actuaba mal, soy de una familia de tres hermanos,yo soy la del medio, mi madre demostró atención a su hijo menor varón pero nunca sentí celos porque ella nos hacia cuidarlos como que fuera la joya de la familia y si algo le pasaba pobre de nosotros, mi hermana mayor nos cuidaba con cariño pero mi madre yo sentía que me odiaba, se victimizaba de todo, peleaba con toda la familia hermanos tíos cuñados, cuando ella iba alguna visita yo me avergonzaba porque contaba historias falsas se agrandaban en sus historias y delante de los demás se orgullecia de los logros de nosotros, mientras que en la casa nos humillaba nos gritaba, yo pase toda mi niñez odiándola en realidad quería que desapareciera, a veces incluso pense en yo desaparecer o que venga alguien a rescatarme y nunca ese alguien llegaba,lloraba en las noches a solas y mis hermanos se burlaban de mi ya que siempre fui la mas contestona y mi madre me pegaba, un dia me lanzo unas tijeras en mi pierna jamás la vi tan contenta cuando vio que yo lloraba y me salia sangre yo tenia 10 años, como toda adolescente que soñaba con cosas de mi edad ella me bloqueaba todo momento de felicidad, no me permitia tener amigas o peor amigos, de mas grande cuando salia algun lado me decia insultos humillantes como que era una mujer de la calle que iba tras busca de un macho asi textual, yo me decia porque una madre puede humillar tanto a una hija?…yo era considerada rebelde para ella,jamas lo que yo hacia le gustaba a pesar de que me destacaba como estudiante y estudie una linda profesión, como de niña bailaba flamenco me obligaba cuando ella queria sin pensar que yo no quisiera a bailar delante de amigos o familiares,yo odiaba eso y hasta que le dije que jamas iba a volver a bailar asi me matara, ya adulta y casada escape de sus garras gracias a Dios para casarme con un buen hombre que lo amo y tener dos hijos me fui del pais vivi lejos de ella y aunque la relacion de madre a hija cambio un poco yo sabia que en el fono siempre fue y sera la misma malvada bruja y lo sigue siendo hasta ahora manipuladora mentirosa se mofa de las cosas que le pasan a la gente, cree que los demas la envidian, cree que los hijos quieren aprovecharse de ella, se cree la mas hermosa de la familia,se cree rica y no tiene dinero aunque si bienes que no quiere deshacerse de ellos así se muera de hambre,quiere que los hijos la mantengamos, como es pintora y se reúne con pintores y escultores y gente según ella de élite, solo quiere que le alabemos sus logras pero jamas la he escuchado decir TE AMO HIJA POR LO QUE ERES,,jamas lo escuchare decir ,en cambio yo a mis hijos les digo siempre que los amo y me he curado de vivir con este ser cruel porque la perdone hace años no es fácil pero comprendí que naci para ser feliz y hacer feliz a mi familia,,,,el amor cura todo ,,,así que no siento ninguna culpa que yo no ame a mi madre al contrario me siento feliz el saber que tenia una explicación ….

  • jacky gonzalez

    Hola:
    Bueno quiero comentarles que soy la esposa de un hijo “chivo expiatorio” , fui una hija muy consentida por toda mi familia, pero al llegar a la familia de mi esposo el daño que le hacían a mi esposo llego a afectarme a mi , ya que su madre como lo describen es una narcisista y manipuladora ya que su hijo consentido y demás hijos , decían que estábamos mal en todo lo que hacíamos y decíamos, llego a afectarme al punto de que pensaba que yo era la del problema, no fui a terapia pero si platique mucho con mi mamá, porque el permitía que me trataran así, el punto de despertar fue cuando lo quisieron hacer con mis hijos, no lo permití, le hice ver a mis esposo que si seguía con esa actitud el matrimonio se iba a acabar porque ya no iba a permitir semejantes humillaciones y groserías, me aleje de su familia , el hablo con ellos pero nunca cambiaron , pero el si, lejos de ellos pude ver el daño que pueden ocasionar , lo mal que están, y trate de de que mi esposo lo comprendiera, fue muy doloroso para el , ya que los desaires , las humillaciones fueron creciendo, a mis hijos no los llevo ya que quiero que crezcan en un entorno como en el que me criaron a mi, tratamos de hablar con ellos, hacerles ver que se tiene que tener respeto al pensar diferente, NO FUNCIONO, para ellos todos están mal, pero algo que si cambio fue la actitud de mi esposo , nos dijo que amaba mucho a sus hijos y a su esposa, es un proceso muy doloroso para el, al ser el chivo expiatorio pero también para mi ya que veo su dolor, Esta en el proceso de ver realmente como son, me dice que le duele pero el tiene derecho a vivir su vida .

  • Xio Martin

    Gracias a Dios tengo una excelente madre, pero vine a dar a este blog buscando información , porque soy la madrina de una adolescente que es el chivo expiatorio de su madre, que dicho sea de paso es mi prima. Todo lo que he leído encaja perfectamente con el comportamiento de ella con su primogénita (mi ahijada) que tiene 17 años, la nena ha dicho varias veces que quiere matarse porque no soporta el mal trato que mi prima le da desde que era una niña, lamentablemente hasta hace unos años nos dimos cuenta de la magnitud de ese maltrato. Con mi mamá estamos esperando que cumpla la mayoría de edad para sacarla de esa casa donde vive en un infierno, mi prima le sabotea los triunfos, la minimiza, la envidia, la maldice, le dice palabras hirientes constantemente, la pone en mal con los demás hasta con su propio papá, definitivamente es su chivo expiatorio!!! Estamos pendientes de ella para que no haga una locura por la desesperación y la presión a la que es sometida, hasta que cumpla los 18 años (mayoría de edad en Guatemala). Mi prima llega al extremo de hacerse la madre abnegada que es victima del mal comportamiento de una adolescente, incita a su esposo a maltratar a su propia hija y cree que dándole techo, comida y ropa es suficiente, mantiene una pelea constante con todo lo que su hija hace o no hace, se le nota el odio que le tiene solo con la manera de verla y de como se expresa de ella, a pesar que la nena es una excelente estudiante. Esas heridas son tan profundas que planeo llevar a mi ahijada con un psicólogo para que pueda superar esa vida tan tortuosa que la hizo pasar su propia madre, esperando en Dios que la proteja en este tiempo que falta para que cumpla la mayoría de edad.

    • W. Jimenez

      Me ha conmovido bastante tu comentario. Ojalá todas las personas fueran igual de empáticas hacia los demás como lo estas siendo con tu ahijada…ojalá todos los hijos maltratados encontraran una mano amiga que se extienda hacia ellos, o alguien que los rescate del abismo en que se encuentran…ojalá alguien lo hubiese hecho por mí…pero tristemente, la mayoría de las personas elige no opinar, no involucrarse, abusando doblemente a la víctima con su indiferencia. Un fuerte abrazo para tí y me alegra bastante saber que todavía existen personas que se preocupan desinteresadamente por los demás. Un fuerte abrazo para tu ahijada.

  • Manuel

    Buenas noches desde Málaga.

    Soy Manuel hombre de 36 años el primogénito de dos varones más de 34 y 28.

    Antes de nacer mi último hermano la familia era feliz estaba unida pero poco a poco donde reinaba el amor, la entrega, la risa, la integración (excepto por parte de mi madre cuya familia es un poco particular) se evolucionó hacia todo lo contrario

    Afortunadamente para mí siempre he tenido mucha más relación con mi rama paterna que con la materna a quienes se parece desde siempre mi hermano menor.

    Mi abuelo paterno, también Manuel, sin ser narcisista ni mucho menos, generaba un aura de concentración, de respeto y en conjunción con mi abuela hacían de los momentos en familia una situación de paz, armonía, sosiego y felicidad. A la muerte de mi abuelo el sistema se resquebrajó pues el narcisista vio un hueco para hacerse notar y ya todas las conversaciones tenían que girar en torno a él.
    Cuando falleció mi abuela 7 años más tarde el sistema se terminó de desengranar y mi padre parece que ha olvidado lo que había años atrás, dónde están sus raíces y las de sus hijos, lo que es una familia unida y cómo dos personas (mis abuelos) con menos recursos que mi padre (con estudios) conseguían mantener ese sistema en condiciones donde cada cual tenía el sitio que le correspondía no habiendo favoritismos, secretos ni traiciones.

    El colmo que me ha hecho estallar hace un mes ha sido que en lugar de moverse el narcisista en navidad para la casa paterna como es lo lógico habitual pretendía que nos desplazásemos todos para su ciudad cuando yo me había adelantado y le había dicho a mi madre que por su edad y su salud, y porque a mi padre no le gusta conducir ni viajar y porque es la casa paterna la que acoge, no diesen lugar a tener que movernos todos y máxime a donde el que parece que no tiene padres salvo cuando le toca beneficiarse.

    Para salirse con la suya mi hermano ha cambiado los días de trabajo haciéndolos coincidir con los festivos navideños y de ese modo no poder acudir a la casa de mis padres implicando a los demás a moverse para no dejar al benjamín (repito, con 28 años) solo.
    La postura de mi madre? Ciega total y abducida.
    La postura de mi padre? Que hagan lo que quieran y que me dejen tranquilo. Cuando intenté explicarle lo que mi madre le oculta para favorecer a mi hermano me dijo que cada cual sabe lo que tiene que hacer. Gracias papá por permitirme dejar esta carga de una familia que no es mía, sino tuya y que lleva años oliendo a podrido, en gran medida por tu extrema pasividad.
    La postura del otro hermano (34)… un poco más neutra… al menos entiende que debe cumplir con su obligación aunque eso suponga no agradar a los intereses del narcisista.

    Resultado… familia fracturada y con pocas miras de poder solucionarse.

    Yo he sido siempre el supermimado en casa de mi padre pero eso no me hizo ser narcisista: me querían simplemente porque yo era agradecido con su amor, fiel a sus enseñanzas y capaz de amar.
    Ese cariño que me viene por mi rama paterna siempre ha sido motivo para que mi hermano me tenga envidia desde siempre hasta el punto que maltrata a mi padre (nunca estando yo presente) como si lo odiase a muerte por permitir que sus padres y su hermana me hayan tratado y me sigan tratando como siempre lo han hecho: como el primero, sin concederme nada especial.

    Si a eso le añadimos que yo pienso y después hablo y uso la cabeza y no el corazón para pensar y digo las cosas como son y no como se quieren oír… pues soy el malo de la película pero me encanta serlo. Prefiero ser el malo en libertad que el gilipollas preso de un juego que nadie sabe a donde puede llegar.

    Me estoy alejando de mi familia y creo que es lo mejor para mí.
    No sé si el sistema narcisista se sostiene sin chivo expiatorio o es necesario que si el chivo desaparece sea sustituido, porque en ese caso le tocará a mi padre o mi hermano mediano.

    Espero por su propio bien que se den cuenta antes de perder del todo su personalidad y que sobre ellos se destile el veneno de un monstruo que aún no está gestado del todo.
    Al menos yo soy de fuerte, luchador e independiente.

    Encantado de poder compartir estas experiencias con vosotros.

    Un abrazo muy fuerte, Manuel

LEAVE A COMMENT